jueves, mayo 22, 2008

la bruja Ulula y el bosque del No




Añado ahora el texto que elaboramos para la presentación del libro de Miguel en la Biblioteca Pública unos días más tarde.

La bruja Ulula y el bosque del No
Miguel Sánchez
Madrid. SM. Colección El Barco de Vapor. Serie naranja. 2008
Cuento

Bajo la apariencia de un clásico cuento de brujas, Miguel nos sumerge en una historia compleja en la que se entremezclan varios temas, con estructura cronológica y en un periodo corto de tiempo nos conduce sin vacilaciones mediante un adecuado ritmo narrativo desde un comienzo sugerente y estimulador hasta un final que no decepciona.
La emigración, la magia, las adopciones, las desigualdades sociales,…
El desencadenante de la acción se basa en algo tan común en la sociedad actual, en el llamado primer mundo, como la adquisición de bienes para los que no se necesita ningún esfuerzo, frente a las sociedades del tercer mundo, en el que alcanzarlos supone grandes sacrificios.
Miguel ha elegido la voz de la omnisciencia para narrar su historia. Él nos cuenta la historia, y los demás nos sentamos a "beber" de su palabra. Es la transmisión oral de la literatura, el autor repare juego entre los personajes, conoce lo que hacen y piensan y de vez en cuando nos interpela si lo considera conveniente. Igual que el narrador utiliza su mirada para tejer un fino hilo entre quien escucha y quien narra, así el escritor, usa esos guiños par asegurar su amarre. Busca nuestra complicidad, necesita nuestra participación haciéndonos cómplices de la historia.
Sitúa el "Érase una vez" en un tiempo de invierno, en un tiempo frío, que invita a la cercanía, al calor, al fuego, a la palabra. Un tiempo externo, pero también un tiempo interno, el de la cercanía a la Navidad, el tiempo que nos vuelve más bondadosos, más generosos.
El tiempo, una presencia constante en la obra, un tiempo que limita, que se acelera en el "dueño del tiempo", o es el poseído por el tiempo, guardián de las puertas de acceso a otro mundo.
De la mano de Gabriel nos traslada de un mundo real y conocido a un mundo mágico en el que nada es lo que parece. Lugares enigmáticos, decisiones que hay que tomar, nos recuerda el enigma de la dama y el tigre. Mundos paralelos, sitios a los que se accede a través de una palabra, tal como si fuera un "abracadabra" lugares lejanos y cercanos.
La lectura nos permite no solo ponernos en el lugar del otro, adoptar la perspectiva y vivencia de Gabriel, que a veces no llegamos a entender, pero que se nos presenta como un chaval asertivo, valiente y generoso. Un nuevo héroe. "muchos lo han intentado, ¿tú serás uno más? Y tal como un héroe es presentado el personaje, que como otros muchos héroes menudos de la literatura, no basa su poder en la fuerza, ni en la astucia, eso son cuestiones de mayores, y sí en la generosidad, la entrega, la inocencia, el amor, el amor de sus padres, que lo acompaña siempre, bajo distintas formas y aunque esté lejos. Y de nuevo aparece aquí el valor del cuento, el de dar seguridad al niño/niña que lo escucha. Sabiendo que aunque todo tome apariencia atemorizante, nada hay que temer.
A lo largo de la historia el lector avezado descubrirá guiños a temas tan sugerentes como la elección entre el bien y el mal, la disyuntiva en la elección del camino fácil o el difícil, siempre decantándose hacia el bien gracias al corazón generoso del protagonista apoyado constantemente por el amor de su madre y su padre simbolizado por el calor del sol y la pluma del quetzal.
Un lenguaje sensual, lleno de referencias a sabores y a olores, a sensaciones visuales "Bruja regordeta, achatada y de pómulos brillantes", "Madre, de sus manos amorosas, de sus ojos oscuros, de arroz con cilantro, frijoles y banana frita que preparaba", "el olor de los mangos, de los melones y de las papayas de su tierra". A través de esas evocaciones y del uso de un vocabulario específico, nos traslada a otro continente, del que llegamos a conocer, de una forma muy didáctica, costumbres, juegos, palabras. (Balacera,…)
El personaje central que da título a la obra, la bruja Ulula, es una bruja tradicional, mala, a su pesar, que intentará conseguir su objetivo aún a costa de todo Una bruja que se asemeja a las bruja Babayaga de la literatura rusa, que aterroriza, y es cruel. Una bruja que se aleja de las brujas de la nueva ola que son simpáticas y agradables. Esta es una bruja como Dios manda.
Que odia palabras como alma y sentimiento. Abomina de los niños y se aprovecha de ellos. Dentro de las cinco categorías de brujas existentes, a saber:
1. La llamada "Clásica", también conocida como "De cucurucho y escoba". En extinción. 2. La Solapada, comúnmente conocida como "Bruja de salón". Parecen encantadoras y que no mataran una mosca, ¡pero es una de las variedades más peligrosas! 3. La "Nariz Ganchuda". Es la más fácil de reconocer, pues su apéndice nasal es muy prominente y casi toca su mandíbula. Si por casualidad tiene una verruga en alguna de esas dos partes de su anatomía, ponga pies en polvorosa. 4. La Núbil, denominada por algunos estudiosos como "Bruja Joven", "Brujilla" o "Aprendiza de Bruja". Es una bruja en ciernes. 5. La Calva.
La bruja Ulula se corresponde con el primer tipo, junto con otras brujas tales como:
Por momentos el protagonista ve en la disyuntiva de abandonar la tarea que se ha propuesto ante retos en los que se le presenta el descenso hacia las profundidades del mal o la elección de caminos, solventados siempre por medio de la generosidad y sentimientos de agradecimiento del protagonista hacia quienes han sido buenos con él.
A lo largo de las diferentes pruebas se encontrará con los niños “opías” símbolos de las injusticias: las guerras, el hambre, la violencia,… que actúan unas veces como ayudantes del protagonista y otras como actores de la confusión.
Gracias a la astucia y la reflexión Gabriel consigue superar las diferentes pruebas que van surgiendo en su camino, consiguiendo al fin vencer al mal personificado en la persona de la bruja Ulula.
En definitiva es esta una historia por la que se puede pasar como una simple historia de miedo y aventuras o profundizar en ella para trabajar con chicos y chicas valores tan importantes como la generosidad, el sacrificio, el amos por los demás y la abnegación entre otros y es por esto que les recomendamos leer y compartir con sus hijos e hijas, alumnos y alumnas esta preciosa historia.






1 comentario:

sonia dijo...

Bueno Loli, sin palabras la verdad, me parece super interesante tu blog, que bien escribes, te felicito, escribiendo eres casi tan entrañable y transparente como hablando,sin tu punto de vista intelectual y artístico el patchwork no sería lo mismo para mí. Sonia